Autoservicio de Bebidas - TPV

Este aplicativo nos permite controlar el flujo de consumo de bebidas de los clientes mediante la carga de saldo y la tarjeta de proximidad como herramienta de identificación.

El sistema esta gobernado por un ordenador central que da ordenes a los surtidores para abrir el flujo de bebidas. A su vez, la electrónica instalada en la mesa abre la electroválvula y el caudalímetro se encarga de medir con exactitud el paso de líquido, que revierte a la base datos, para el posterior descuento de saldo en la tarjeta.

Se puede usar el sistema prepago o el postpago, abonando la cantidad a pagar una vez finalizado el servicio.

  

Aplicación / Hardware recomendado

Aplicación :

Casos de éxito